Nota en TELAM sobre Encuentros Superpuestos edic 2

Como una mezcla de Jam y Rave, llega la segunda noche del ciclo “Encuentros superpuestos”

El contrabajista jazzero Nicolás Ojeda propondrá el jueves desde las 21.30 en el Centro Cultural León León (Nicaragua 4432, Capital), la segunda noche de “Encuentros superpuestos”, un espacio donde confluyen en un mismo ámbito y momento una jam de jazz a cargo de su trío Residual, música electrónica y performances.

 

Ojeda, que comparte Residual con Mauro Morelos en trompeta y electrónica y Mariano “Motz” Motyczak en batería, llevará el peso de la velada a la que esta vez se sumarán Bárbara Togander en voz y electrónica, Marto Álvarez en visuales y las bailarinas-performers Lucía Rabinovich y Liza Rule.

“A nivel musical, Residual toca todo el tiempo y la música nuestra funciona como nexo en una especia de jam y rave”, arriesgó Ojeda en charla con Télam.

El músico, nacido en Córdoba, criado en Río Negro (donde comenzó su formación musical) y luego radicado en Buenos Aires (lugar en el que completó la suma de herramientas musicales), apuntó que el espíritu de estos “Encuentros superpuestos”, es que “las distintas actividades se realicen al mismo tiempo y convivan”.

“Que nadie esté dirigiendo, que interactuemos y que lo que hace cada uno modifique lo que hace el otro”, enumeró Ojeda en relación a los objetivos del ciclo que comenzó el 20 de octubre y tendrá su última cita el jueves 15 de diciembre.

En el mismo sentido, el también bajista y compositor subrayó que “con estas juntadas queremos romper la barrera entre el artista y el espectador pasivo y por eso no quisimos poner un escenario”.

La propuesta multidisciplinaria que Ojeda empuja desde Residual, no es la única actividad que lo ocupa, ya que además sostiene un sexteto de jazz (que comparte con el saxo de Pablo Monteys, la trompeta de Mauro Mourelos, la guitarra de Nicolás Olivera, la batería de Pedro Bulgakov y el piano de Sebastián Zanetto) con el que el sábado desde las 22 actuará en Café Jungla (Estados Unidos 1560, Capital).

Además, trabaja como docente, sostiene un dúo con el pianista Zanetto y prepara el disco sucesor de “Posibles días en sueños”, que publicó en 2013.

“Siempre fui medio ecléctico porque me aburro de estar en una sola casilla”, se justificó el músico que al momento de definirse sostuvo que “mi música es bastante variada pero la formación y el estilo van más para el jazz dentro de un lenguaje que busca entablar lazos con otras disciplinas y que pone el foco en lo audiovisual”.

Comentarios recientes

    admin Escrito por:

    Sé el primero en comentar

    Deja un comentario